COLMENAS, FRÍO Y NIEVE


Aprovecho estos días de temporal con nevadas fuertes en varios puntos de la provincia y la región para comentar un par de cosas sobre el invierno el frío la nieve y las colmenas.

Antes de nada, comentar que una colmena que ha llegado al invierno con suficiente población (5 cuadros o más bien ocupados por abejas) y suficientes reservas (más de 10 kilos de miel en panal) pasará sin problemas las exigencias invernales y no necesitará de nuestra ayuda. Ante la duda, alimentar con pasta azucarada, es decir, alimento sólido para prevenir, unos 2,5 kilos por caja. Vamos un día que haga buena temperatura unos 8 grados sobre cero y alimentamos sin molestar demasiado a la abeja situando el alimento lo más cerca posible del bolo de abejas facilitando el acceso al alimento.

Para las colmenas débiles que no hayamos podido arreglar mediante una mejora de aislamiento y proporcionándole alimentación extra en otoño para que recuperara vigor, ahora ya es un poco tarde.
De todos modos si sabemos qué colmenas necesitan de nuestra actuación, podemos intervenir en caso de urgencia. Será necesario proporcionar un mejor aislamiento y suministrar y acercar la comida necesaria al bolo invernal de abejas.

Las colmenas cubiertas de nieve en principio no necesitan de ninguna actuación ya que la nieve hace de aislante y aunque la piquera se encuentre tapada no generará problemas de asfixia salvo que la situación se prolongue durante muchos días.
Es muy probable y natural, ver abejas muertas en la nieve, la abeja curiosa sale y la enferma o muy debilitada, también abandona la colmena para morir fuera. La abeja sobre la nieve destaca mucho y podemos llegar a asustarnos. Para valorar la cantidad de abeja que está muriendo, podemos marcar un metro cuadrado en la nieve delante de las colmenas (un paso, por un paso) y contar las abejas muertas en ese recuadro entre 60 y 150 abejas, no debemos alarmarnos. En colmenas muy fuertes habrá más abeja que saldrá y puede haber números superiores. Hay apicultores que tapan las piqueras con nieve apretada para impedir que la abejas salga. Los rayos de sol y la luz pueden hacer salir  abejas y acaban muriendo de frío o no encontrando su colmena por la desorientación que provoca el paisaje nevado.

Ahorraos cualquier actuación innecesaria, revisad únicamente las colmenas que lo necesiten y no deshagáis el bolo de abejas. Molestar al enjambre cuando está haciendo el bolo o piña invernal provoca bajas innecesarias y un aumento en el consumo de reservas.

TRANSPORTE DE COLMENAS: Es muy desaconsejable transportar colmenas con mucho frío, los golpes durante las operaciones de traslado pueden provocar desprendimientos de abeja del bolo invernal y el frío del suelo de la colmena y las bajas temperaturas pueden hacer que esas abejas no puedan volver a su posición, muriendo de frío. Si no hay más remedio, escoged un día donde las temperaturas vayan a ser benignas, más de 8 grados de máxima y moved las colmenas por la mañana para que la colmena en su nueva ubicación, pueda recomponerse durante el día.

Un saludo y buena invernada!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s