INFORMACION TECNICA VESPA VETULINA


UN NUEVO ENEMIGO DE LAS ABEJAS DE LA
MIEL: AVISPA ASIATICA

INTRODUCCIÓN.

A finales del año 2005 fue descubierta en el suroeste de Francia, esta
nueva avispa, de origen asiático, sobre una fruta de caqui que en otoño

atrae a numerosos himenópteros cuya llegada se produjo a finales de

2004 con un lote de productos importados de China (alfarería o carga

de madera) por el puerto de Burdeos.

La avispa descubierta vive al Norte de la India, en China y en las

montañas de Indonesia. Es pues capaz de sobrevivir, en Asia

continental, bajo climas comparables al del Sur de Europa. Se puede

pues temer que la avispa asiático se aclimate y se extienda por el

llamado arco mediterráneo. Las condiciones climáticas actuales son

especialmente favorables a la multiplicación de estas especies

originarias de regiones más cálidas.

La instalación de la avispa asiática en Francia puede tener graves

consecuencias ya que, en su región de origen, este insecto es un

importante enemigo de los otros Himenópteros sociales (avispas,

abejas) cuyos nidos ataca para alimentarse. Está ampliamente

distribuida por el sur de la India, Tailandia, China, Laos, Vietnam,

Malasia, Indonesia (Java, Lombok).

Los últimos estudios y capturas de ejemplares ponen de manifiesto que

el insecto puede estar ampliamente establecido en una parte muy

importante de Francia. La progresión de esta avispa es fulgurante.

Se introdujo en los Estados Unidos antes de 1840, año en que se lo

indicó por primera vez en el Estado de Nueva York. Ahora se extiende

por todo Estados Unidos y en Ontario (el Canadá). Es el único avispón

vivo en Norteamérica donde se lo llama Giant Hornet (Avispón gigante)

u Old World Hornet (Avispón del Viejo-Mundo) o también más

comúnmente Brown Hornet (Avispón marrón).

ETIOLOGÍA.

La avispa asiática incluye una decena de subespecies conocidas. La

subespecie presente en Francia,
Vespa velutina nigrithorax se reconoce

inmediatamente por su
coloración oscura, tórax

enteramente marrón negruzco

aterciopelado y los segmentos

abdominales marrones,

diferenciados por una fina

banda amarilla. Sólo el 4º

segmento del abdomen es

casi enteramente amarillo

anaranjado. Las patas, de color marrón son amarillas en los extremos.

La cabeza es negra y el frente es amarillo anaranjado. Esta especie

exótica mide alrededor de 3 centímetros de longitud y las reinas de la

misma especie, más grandes, pueden alcanzar hasta 4-5 centímetros.

Construye nidos generalmente esféricos que van del tamaño de un

balón de balonmano a uno de fútbol (e incluso más). Los más grandes

son piriformes. Estos nidos pueden colgarse en árboles, pero están

generalmente estructuras abiertas (hangares, graneros…), raramente

anidan en cavidades del suelo.

Cuando construyen el nido en la copa de los árboles es muy sólido, y

fácilmente localizable debido a su tamaño impresionante, del orden de

cerca de 1,50 metro de circunferencia

y una altura de al menos 60

centímetros.

El exterior del nido está formado por

cinco a seis hojas de papel espaciadas

por un vacío de aire de 5 a 10 mm

aproximadamente. Su grosor medio

es de 45 mm. El nido dispone de una

única entrada, constituida por un

orificio de 1,5 cm de diámetro aproximadamente, protegido por un

tejadillo. Los nidos agrandan progresivamente de la primavera al otoño.

En su tamaño máximo, está formado en general por seis a siete pisos o

capas, como tartas de celdillas que contienen la cría. La distancia entre

el borde de las capas y la pared exterior es de 15 mm y entre capas de

10-12 mm.

Las celdillas tienen por término medio 8,5 mm de diámetro con una

profundidad 26 a 29 mm. Al norte de Tailandia, los científicos

recogieron una colonia de cerca de 1.500 obreras, en un nido de 50 cm

de diámetro, incluyendo más de 6.000 celdillas.

CICLO BIOLÓGICO.

El inicio y final del período de puesta de
V. velutina no se conoce con

exactitud La actividad de las hembras fundadoras depende de la
temperatura. El inicio del calor puede implicar un principio de puesta,

pero para que haya fundación de una colonia, es necesario que la reina

tenga de comida en cantidad. Parece pues probable que aunque las

reinas reanudan una actividad parcial a partir de febrero, las

formaciones de los nidos sean más tardías.

En Asia, incluso subtropical, no hay colonia perenne. A causa del ciclo

anual de la avispa asiática, la colonia en cualquier caso desaparece al

final de su año de vida. En condiciones climáticas más favorables, la

invernada de las

fundadoras se hace en

solitario o en pequeños

grupos en cavidades

protegidas.

Según la bibliografía,

sólo una fundadora es la

causa de una única

colonia al año. Ella

muere al cabo de un año y son sus descendentes (hembras fertilizadas)

que se convierte en entonces fundadoras a partir del año siguiente. En

la primavera, cada fundadora constituye un nuevo nido, con una única

reina y desarrolla una nueva colonia.

La presencia de machos tiene lugar al final del verano, o incluso a

principios del otoño. Los machos buscan las hembras para acoplarse.

Feromonas sexuales producidas por la hembra parecen intervenir en la

aproximación de los sexos.

No tenemos ningún dato sobre la duración de vida de las obreras de la

avispa asiática. Sólo un estudio efectuado en 1895 por Charles Janet

sobre un nido de
Vespa crabro informa sobre la duración de desarrollo

de una obrera de avispa europea: es variable según las condiciones de
temperatura exterior y duraba entre 55 y 30 días respectivamente en

los meses de mayo y agosto. La duración de desarrollo de
Vespa

velutina
debe ser del mismo orden: una treintena de días en verano

pero probablemente menos de 55 días en una primavera cálida.

DAÑOS.

Todos las avispas son depredadoras de abejas, pero en distintos grados
según la especie y las modalidades de alimentación La alimentación de

Vespa velutina
no está aún claro. En general comen además de las

abejas, las orugas, mariposas, moscas y otros insectos. En el fin de
temporada, especialmente

son atraídos por los frutos

maduros. Su régimen

alimentario depende de la

comida accesible, de la fase

de desarrollo de la colonia y

de una posible competición

con otros depredadores. Los

alimentos glucídicos y

proteicos son necesarias para la colonia de avispas.

Según datos publicados la avispa asiática puede destruir hasta un 30

por ciento de una colonia de la abeja asiática
, Apis cerana. Sus obreras

diezman el a las guardianas de la colmena antes de atacar a la cría de
las abejas para alimentar a sus larvas. En Francia, el comportamiento

de depredación de
Vespa velutina hacia las abejas domésticas y otros

insectos (abejorros, mégachiles,…) parece más importante que el de la

avispa europea (
Vespa crabo), tanto en el tiempo (de junio a diciembre

según las primeras observaciones) como en intensidad (casi todo el

día). Se ha descrito el comportamiento de
la avispa asiática frente a las

colmenas a lo largo del día que permanece en vuelo estacionario en los
alrededores de la colmena, generalmente ante la entrada, a una

distancia de 30 a 40 cm; luego intenta coger a las pecoreadoras,

principalmente las que vuelven a entrar a la colmena, cargadas de

polen o néctar, haciéndolos caer al suelo. Las tentativas de introducción

de la avispa en la colmena son numerosas, más frecuentes al final de la

temporada (septiembre a diciembre).

Diagnostico diferencial.

Esta especie exótica es imposible
de confundir con la especie de

avispa
Vespa crabo, por el

tamaño y la coronación de su
cuerpo.

Depredadores naturales.

Los nidos de V. velutina tienen
depredadores naturales en la región de Aquitania. En período de

decadencia de la colonia (invierno), se han vieron algunos pitos reales y

arrendajos que pillaban nidos, y comiendo a las últimas larvas. No se

conocen aún depredadores del insecto.

Comportamiento de defensa de las colonias de abejas
 

 

Apis cerana ha desarrollado una estrategia de defensa eficaz: las abejas
crean una masa compacta en torno a la avispa y hacen aumentar la

temperatura dentro de la “bola” así formada. Al cabo de cinco minutos,

la temperatura alcanzado 45°C,

haciendo sucumbir la avispa por

hipertermia. La abeja europea (
A.

mellifera
) en Asia ha adoptado la

misma estrategia de defensa pero,
al parecer, con un eficacia menor;

ya que participaría un menor

número de abejas. Ello se debería,

probablemente, a su más reciente adaptación al depredador (50 años

aproximadamente). En Francia, las pocas observaciones revelan esta

estrategia de defensa. Sobre la mayoría de las colonias, se observan

agrupaciones de abejas (hasta un centenar) delante de las colmenas

sobre la tabla de vuelo ante posibles ataques de la avispa asiática.

Cuando el depredador amenaza con atacar, varias abejas le rodean

causando entonces el alejamiento momentáneo de la avispa.

Comportamiento y riesgos para el hombre.

Según las primeras observaciones de
Vespa velutina en Francia, es poco

agresiva hacia el hombre. No muestra hasta ahora ninguna señal de
agresividad particular, ni en vuelo, ni cerca de su nido, incluso en

presencia de movimientos humanos importantes o de fuertes ruidos. No

obstante es necesario observar con esta especie las mismas normas de

prudencia que con los todos los himenópteros sociales.

El ritmo circadiano de la especie está caracterizado por realizar las

primeras salidas a partir de los primeros rayos del sol en caso de helada

blanca).

Protección de los colmenares y medios de lucha.

Las medidas de control que figuran a continuación sólo lo son a título
orientativo, pues deben ser motivo serán objeto de estudios más

completos.

Protecciones que deben aplicarse en los colmenares para evitar posibles

daños: Reducir la piquera de las colmenas con reductores.

Captura con trampas durante todo el año, en particular sobre los

colmenares de fecundación: para disminuir la presión de depredación

sobre las reinas en sus vuelos de fecundación.

Destrucción de los nidos: con el fin de limitar la propagación de la

especie, es posible destruir los

nidos antes de la migración

anual de las reinas en el otoño.

Es totalmente desaconsejable e

incluso ecológicamente

catastrófico lanzarse en una

campaña de destrucción de

todos los nidos de himenópteros sociales bajo pretexto de detener a

Vespa velutina
.

Perspectivas.

Parece ilusorio hoy a todo el mundo, habida cuenta de su velocidad de

extensión y su superficie de presencia, de erradicar
V. velutina en

Francia. Además, su extensión en Europa del sur parece ineludible.
Carecemos por el momento de conocimientos que confirmen la

importancia del peligro de
V. velutina para la apicultura.

Si el incremento del número de avispas asiáticas continúa es posible
que pudiera convertirse en un problema para la cría de las colonias de

abejas así como para toda la fauna polinizadora.

Jesús Llorente Martínez

Dr. Veterinario

Bibliografía consultada.

Haxaire, J.
(2006). Le frelon asiatique Vespa velutina, un nouveau

prédateur de l´abeille?. La Santé de l´abeille.

Villemant, C. et al.
(2006). La découverte du frelon asiatique Vespa

velutina, en France. Insectes Nº 143.

Mollet, T.; De la Torre, C.
(2007). Vespa velutina – frelon asiatique.

Fiche Tecnique Apicole. O.P.I.D.A.

.
 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s